ATE Cultura

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Un tango para Bach

En la tarde de hoy se presentó la obra de teatro ‘Un tango para Bach’ en el anfiteatro del Hotel Quagliaro de ATE Nacional.

Escrita y protagonizada por Hugo Ponce, Afiliado y Delegado de ATE en el Teatro Argentino de La Plata y militante de la CCC, la obra ‘Un tango para Bach’ transporta al célebre compositor de música barroca a un conventillo del barrio porteño de La Boca por una noche para conectar a uno de los mayores referentes históricos de la música exclusiva y refinada, con las raíces de uno de los géneros musicales más populares y apasionados.

Antes de dar sala, la compañera Mirta Mateos, Directora del Departamento de Cultura de ATE Nacional, dijo: “Queremos traer distintas expresiones culturales que le interesen a nuestros compañeros y compañeras. También nos interesa que los trabajadores y trabajadoras afiliados a nuestro sindicato tengan en este espacio un lugar a donde traer sus creaciones que tengan que ver con el teatro, la música, la fotografía, la pintura, la danza y cualquier otra expresión artística. El anfiteatro del Hotel Quagliaro está abierto para eso. Arrancamos primero con la obra sobre Germán Abdala, continuamos con el inicio del Ciclo de Cines Populares, y hoy presentamos ‘Un tango para Bach’, de Hugo Ponce, Delegado de ATE en el Teatro Argentino de La Plata”.

A minutos de salir a escena, el autor y protagonista de la obra, Hugo Ponce, detalló: “Hoy vamos a hacer ‘Un tango para Bach’ en el anfiteatro del Hotel Quagliaro de ATE Nacional, que es un unipersonal de mi autoría, basado en un estudio que hicimos sobre la vida y obra del compositor Johann Sebastian Bach. Se trata de una ficción en la que una musa tanguera lo va a visitar a su casa de Leipzig, en Alemania, y se lo lleva a pasar un día a un conventillo de La Boca. Y se trata, ni más ni menos, que el día de la muerte de Carlos Gardel, 24 de junio de 1935. Esto da pie para encontrar a Bach con el universo de arquetipos del tango”.

“En la obra hay un acompañamiento instrumental grabado por músicos especializados en música barroca y por músicos especializados en tango. El director de la obra es Alejandro Casagrande y la asistencia técnica está a cargo de mi esposa, Ana Ruhl. También han participado varios artistas en la confección de los títeres que aparecen en la obra, en el adiestramiento en el manejo de los mismos, y en la instrucción de danza para tango”, destacó el autor.

El compañero además relató: “Con esta obra realizamos nuestra tercera gira autogestionada por Europa en el último enero, cuando estuvimos por España y Alemania. En España presentamos la obra tal cual será vista hoy en el anfiteatro del Hotel Quagliaro de ATE; pero en Alemania y en el Festival Bach de Tenerife, donde hay mucho público alemán, realizamos una adaptación para que el público de habla alemana comprendiera la obra”.

“Hacer arte en las casas de los trabajadores es uno de mis preceptos conceptuales e ideológicos. Y ATE es mi gremio, por lo que estoy muy orgulloso de poder ofrecerle a los compañeros lo que modestamente podemos hacer nosotros, enarbolando a la cultura como una de las principales disputas que tienen las clases. Entendemos nuestro trabajo como un aporte a la clase trabajadora desde lo que nosotros entendemos que debe ser la cultura: Algo que llega a todos, y no solamente a aquellos que pueden pagar una butaca del Colón, o pagar un abono de Netflix para ver series. Queremos acercar el arte y la belleza a los compañeros y las compañeras, que merecen tenerla y que también son generadores de la misma”, agregó Ponce antes de ir tras bambalinas a ponerse la peluca que lo transformaría en Johann Sebastian Bach.